Grupo de Hombres por la Abolición de la Prostitución

Saturday, April 01, 2006

"El único derecho que se defiende es el de los 'clientes'"


Peter Szil, psicoterapeuta


LA VANGUARDIA - 16/02/2006De qué derechos hablamos? ¿de los del prostituidor a tener libre acceso? Porque plantearlo como el derecho de la persona a prostituirse es una trampa: se estaría defendiendo el derecho de los llamados clientes a tener acceso a los tres orificios de una mujer - vagina, boca y ano- en los que introducir su pene, mano u objetos. La prostitución no es otra cosa que violencia enmascarada en un trato económico. La persona que recurre a otra que se prostituye recibe lo que de otra forma sólo lograría a través de la violencia. Si un grupo de mujeres abogara por su derecho a ser pegadas estaría claro que en realidad defienden el derecho de los hombres a pegar.

Y al Gobierno no se le ocurriría cambiar su postura sobre los malos tratos, donde prevalece el derecho de la víctima a ser protegida y se niega el derecho del maltratador a pegar. No lo vería compatible con los derechos humanos de una sociedad moderna. " En el concepto jurídico de las sociedades modernas se halla el concepto kantiano de que el ser humano no puede ser instrumento de la voluntad de otro, sino que todos los seres pensantes tienen derecho a ser una finalidad en sí mismos. Con perspectiva de género, está claro que aún queda por resolver el tema de la prostitución, donde sociedad, políticos e intelectuales se desvían de ese principio, como hicieron hace 50 años con los malos tratos y, hace 200, con la esclavitud. Intelectuales como, por ejemplo, Rosa Montero reconocen que es una esclavitud, pero que hay que regularla. Lo coherente sería observar que la esclavitud, por definición, debe abolirse, no normalizarse o regularizarse".

0 Comentarios:

Post a Comment

<< Home